13.8.10

Cicloturismo: cómo preparar el viaje de principio a fin

Hay muchas formas diferentes de hacer turismo: con el coche, yendo a un maravilloso hotel o pensión; desplazándose hasta lugares remotos en avión con una simple maleta y acabar en un hotel de más o menos calidad; o cargarse la mochila al hombro y recorrer mediante diferentes medios de transporte público (tren, autobús) diversos lugares, durmiendo en campings, albergues o pensiones de mala muerte. Otra forma más curiosa de viajar es poder disfrutar además de tu propio medio de transporte, lo que te da cierto grado de libertada para poder moverte por donde quieras y no depender de nada: la bicicleta. Fácil: coges la bici, cargas las alforjas, y ala, a darle al pedal :). Voy a exponer aquí una breve guía acerca de qué se necesita para hacer un viaje de cicloturismo.

¿Qué se necesita para hacer cicloturismo?
Pues como es lógico, en primer lugar lo que se necesita es una bicicleta (sí, ya sé que no se os había ocurrido...). Polivalente, de montaña, o de carreras? Pues bien, la elección del tipo de bicicleta opino que puede estar un poco condicionada al gusto de cada cual. Desde luego, lo importante para este tipo de turismo (cicloturismo), es decir, la primera regla es muy muy sencilla: llévate el mínimo peso posible. O sea, la bici, a ser posible que no pese mucho jeje.

Existen unos cuadros específicos para cicloturismo, que suelen ser más del tipo polivalente... es decir, la persona lleva una postura cómoda, lo cual se suele agradecer en trayectos prolongados. Yo acostumbro a ir con una de montaña porque la postura me resulta cómoda y no me molesta ir un poquito inclinado. Con una de carreras, por ejemplo, no se me ocurriría hacer cicloturismo.

Las cubiertas son un factor determinante también. Normalmente los cicloturistas van por carreteras secundarias o senderos, con lo que es recomendable no llevar un neumático de montaña, y tampoco llevar unas ruedas de carretera (finas como el culo de un mono). Aquí sí que es clara la elección: neumático mixto, y si se sabe de antemano que hay más carreteras, pues con menos dibujo. Si no, al contrario.

¿Y dónde se llevan las cosas?
Pues en las alforjas, que se montan en la parrilla trasera y/o delantera. ¿Delante o detrás? Para empezar, detrás, 2 alforjas. Si es un viaje largo o no sabes prescindir de tus cosas y necesitas más espacio, puedes hacer uso de alforjas delanteras. Hay que tener en cuenta que llevar peso delante puede variar significativamente el manejo de la bicicleta.

Por lo tanto, se necesitan alforjas y parrilla. La parrilla suele ser barata, entre 20 y 40 euros puedes encontrar cosas majas. Si tu bici no tiene suspensión trasera, lo mejor es que te compres una parrilla que se enganche tanto al cuadro (bajo el sillín) como a los tiradores traseros (en la parte de la rueda). Venden unas parrillas para las bicis con suspensión trasera que se enganchan solamente al sillín, el problema que tienen esas parrillas es que soportan menos peso que las otras (creo recordar que una parrilla normal puede llegar a soportar hasta 20-25 kilos). Respecto a las alforjas, hay muchas marcas y puedes ver muchos modelos en las tiendas de bici o en Decathlon. Pero eso sí, busca unas que sean resistentes al agua. Imagínate que llueve y se te moja toda tu ropa... menuda gracia, no? Tú caladico, y tu saco de dormir también... ibas a dormir perfectamente... Yo recomiendo que, si de verdad quieres hacer cicloturismo y no sólo es un viaje puntual, pillate unas Ortlieb. Cada uno no sé si cuestan entre 70 y 75 euros, pero el montaje a la parrilla es sencillo (piensa que todos los días vas a desmontarlas y montarlas) y son muy resistentes, además de water-proof.

¿Algo más?
Sí, claro. Casco, imprescindible. Y que no te importe gastarte dinero en salvar tu cabecita, seguro que si tienes un accidente agradecerás haberte gastado pasta en no haberte abierto la cabeza. La ropa de ciclismo (maillot y culotte) a mi modo de ver también es imprescindible, cuando uno se va a hacer tantos kilómetros diarios encima de la bici, se tiene que proteger el culo si no quieres llegar con un dolor que no te puedas ni sentar, además de las posibles rozaduras que te pueden salir... Por eso, siempre, siempre, culotte SIN ropa interior.

También hay que llevar un chubasquero y/o cortavientos, por si hace un frío que te cagas o se pone a llover... El inconveniente de este tipo de ropa es que generalmente cuesta pasta, porque es ropa muy muy especializada. Pero, como siempre, la calidad se paga. Hace unos meses me compré una chaqueta cortavientos chubasquero de Specialized, marca de bici, que me costó 130 euros, y puedo decir que es la mejor compra que he hecho hasta ahora. Prefiero gastarme eso y saber que no voy a pasar frío y voy de puta madre, que gastarme 50 euros en cualquier mierda del Decathlon.

Respecto a pedales automáticos: de todo el mundo que he conocido hasta ahora que ha hecho cicloturismo, algunos llevaban pedales automáticos, otros no. Miki, por ejemplo, no lleva. Yo siempre los he llevado, y a decir verdad, me resultan más cómodos. Esto debe ser elección de cada uno, claro que ya se sabe que si uno lleva automáticos, tiene que ser hábil y rápido para descalarse en caso de que sea necesario!

Ah, se me olvidaba. Para hacer cicloturismo también hay que tener ganas. Hay que saber que se va a pedalear taitantos kilómetros cada día, que puedes encontrar cuestas imposibles y bajadas espectaculares, que puedes encontrar caminos lisos y bien asfaltados como caminos llenos de piedras que no puedas ni ir con la bici. Así que buena gana, y ya sabéis... si viene cuesta, 1-1 y pa'rriba :).

¿Y qué me llevo, aparte de lo que ya has dicho?
Bueno, esto depende de la elección de cuánto peso quiera cargar cada uno. Yo, por la experiencia, casi no me llevo nada :), y la verdad es que no hecho nada en falta (miento, en este último viaje eché de menos un pantaloncico largo... no sabía que refrescaría tanto por la noche!). Mi recomendación es llevarse jabón de lavar a mano (jabón de lagarto, o alguno perfumado o lo que se quiera :)) y, conforme se vaya manchando la ropa, pues se va lavando.

Si, por ejemplo, se va a dormir en albergues, o en casa de gente que te va a acoger, lo mejor es llevarse un saco de dormir. Aquí recomiendo, si el tiempo lo permite, llevarse el ultralight de Decathlon, que pesa muy muy poco y ocupa lo mismo. Y además, barato. Eso sí, como haga menos de 15 grados por las noches, las vas a pasar muy putas :). Si uno se va de camping, entonces al saco hay que añadir esterilla y tienda de campaña. Respecto a las tiendas de campaña, venden una por 120 euros en el Decathlon, para dos personas, que pesa 960 gramos (esa será mi próxima adquisición). Yo, por aprovechar la que ya tengo, llevo una T2 de Quechua que pesa 3.4kg... Es importante si vais con idea de hacer camping libre no comprarse tiendas de color llamativo, una de color verde, cuanto más se camufle mejor, así seguro que no ven que hay alguien por ahí acampando...

Lo importante es cargar lo justo en las alforjas, porque si uno se pone a meter y meter... al final no habrá quien mueva la bici. Y también hay que meter las cosas en las alforjas de forma equilibrada, repartiendo el peso entre ambas. Por ejemplo, para un viaje como este último, de menos de 2 semanas en verano, yo me llevé:
  • 3 ropa interior y 4 calcetines
  • 2 pantalones cortos
  • 3 camisetas (2 camisetas + 1 camisa)
  • 1 par de deportivas
  • 1 chanclas
  • 1 toalla de cara
  • 1 toalla de absorción rápida (de la marca Decathlon, esto sí que merece la pena tenerlo! no ocupa nada, no pesa nada y es bastante buena... y barata!)
  • 1 bañador (para ir a la playica!)
  • 2 conjuntos de ropa de ciclismo
Como véis, no llevaba nada... y llevaba todo lo necesario a la vez :). Si hacía frío, el cortavientos me servía de chaquetilla. Cada dos días, me cambiaba el conjunto de ciclismo y lavaba el otro con el jabón que me había comprado a tal efecto, así como lavaba la ropa interior para tener siempre ropa limpia.

Otra cosa muy importante: un libro o algo que os vaya a entretener. No todo va a ser pedalear, con lo que qué mejor que llevarse un buen libro para el viaje. Os distraerá tanto en la tienda a la hora de dormir, como en los trenes si tenéis que coger alguno. Un cuaderno de viaje tampoco es mala idea, incluso un diccionario de la lengua que se hable en el país, si no es inglés, también puede ser bastante útil. Nunca sabes si la gente puede entenderte!

Se me olvidaba: iluminación trasera y delantera para la bici, importante. Hay gente que lleva un chaleco reflectante sobre la carga (detrás) para que se le vea bien, me parece muy buena idea también, aunque yo no la practico :).

Una navaja, tampoco vendrá mal. Útil para cortar el pan, o cualquier otra cosa que os compréis para comer. Y pinzas, por si pensáis tender la ropa que lavéis... un trocito de cuerda tampoco vendría mal, no muy larga... Y pulpos, claro está: la esterilla y la tienda tendréis que sujetarla de algún modo a la parrilla!. Otra cosa interesante es una 'mochila de ataque'. Puede ser útil para llevar cosas mientras se visita la ciudad y se ha dejado todo en la tienda de campaña, por ejemplo. Yo en este último viaje me he hecho con una CamelBack, que la verdad es que es bastante útil.

A mi me gusta también llevar algún distintivo de donde soy, en mi caso siempre llevo un cachirulo. Nunca sabes con quién te puedes encontrar en el camino, e igual hasta lo reconozcan! Así que una banderita de España, o de Aragón mejor :), o algo propio de la tierra nunca está de más... además pesa poco, joder!

¿Sólo, 2, 3... o más personas?
Bueno... a ver... viajar sólo no es recomendable, como te pase algo no tendrás a nadie que te pueda ayudar, aunque por otro lado también dependes de ti mismo, con lo que las posibilidades de tener que parar por imprevistos son menores... a más gente, mayor probabilidad de que el grupo tenga imprevistos por cualquier motivo.

Hay mucha gente que viaja sola, pero te tiene que gustar ir sólo, tú y tus pensamientos. Mi recomendación sería ir 2 o 3 personas, máximo 4. Eso sí, hay que tener en cuenta también otra cosa: aquella persona que vaya a viajar contigo, más vale que la conozcas bien... porque si no la acabarás conociendo bien durante el viaje, y puede que acabe desquiciándote. Pensad que se van a pasar muchas horas del día con la persona, y sobre todo conviviendo en la tienda etc. Vamos, como si fuera tu novia/o. Así que, o se va con la pareja o con un buen amigo :).

Las tensiones se acumulan y al final explotan. Miki y yo discutimos una vez en el viaje de Bélgica y Holanda, al poco de empezar. Luego todo se arregló, como está claro, pero ahí queda. Las discusiones siempre afloran.

Vale, ya tengo mi bici y todo lo demás... ¿Y ahora, adónde voy?
La elección de la ruta es sencilla. Primero, hay que preguntarse: ¿nacional, o internacional? De ahí surge otra pregunta inmediata: ¿cómo transporto la bici? Si es nacional, normalmente puedo trasladarme en tren o autobús, lo que facilita el transporte de la bici. Renfe, en los regionales deja subir la bici montada. Si es un tren de larga distancia, sólo pueden ir en coche cama y embalada. Si vais dos personas, lo mejor es pillar cama doble familiar en preferente, un poco más caro, pero puedes meter la bici desmontada (rueda delantera y pedales quitados) sin embalar. Total, como sólo vais vosotros en el compartimento, sólo os molestarán a vosotros las bicis :). En avión cada compañía tienen sus restricciones, que normalmente suele ser embalarla desmontada (delantera y pedales) y con las ruedas desinfladas (por aquello de la presión), y pagar cierto suplemento. Como digo, eso dependerá ya de la compañía aérea que fuera. Para internacional, más de lo mismo...

Para la ruta podéis mirar aquí, que tienen un montón de rutas hechas y muy buenos comentarios sobre las mismas. Si no encontráis lo que buscáis, mirad a ver por internet que suele haber bastante información desperdigada... Y si nadie ha hecho vuestra ruta y sois pioneros, pues mucho ánimo y a pensar bien en las etapas!

¿Cómo planifico las etapas?
Dependiendo del terreno en donde estéis cicleando y el peso que llevéis, la velocidad media de rodada suelen ser entre 15 y 20km/h. Las etapas podéis planificarlas como cortas o largas, de entre 50 y 100 km diarios. Así os da tiempo a cuando lleguéis a destino poder descansar un poco o incluso aprovechar y hacer turismo. Todo dependerá también de cuántos días os queráis pasar en ruta. Aprovechar en grandes ciudades un día de descanso también viene bien, el culo y las piernas seguramente os lo agradecerán.

Es importante que sepáis cuál es vuestra condición física, y a partir de ahí sabiendo vuestras posibilidades planifiquéis de un modo acorde, y preferiblemente equitativo, las etapas del viaje.

¿Y para dormir?
La opción de camping es la más barata y sencilla. Si en el país dónde vais se puede, camping libre es siempre la mejor opción :). Luego se aprovechan ríos o fuentes para lavarse un poco decentemente y fuera. Una opción que merece la pena mirar es la página warmshowers.org, es al estlo de coach surfing pero para cicloturistas. Normalmente encontraréis en vuestra ruta (o si no siempre os podéis desviar ligeramente) gente que os ofrecerá cama y ducha por una o dos noches.

Recordad siempre si os vais de camping, y sobre todo si es libre, hacer acopio de comida para la cena y el desayuno. Y el agua, también es muy importante.

¿Y tengo que saber algo de mecánica de bicicleta?
Hombre, estaría bien que supieras desmontar una rueda para cambiar la cámara o cubierta, reparar un radio roto y ajustar ligeramente los frenos... Arreglar la cadena si se rompe un eslabón y poco más... Así que llaves allen, alguna llave inglesa, un par de radios de repuesto, un par de camáras, una llave de radios y un tronchacadenas... poca cosa más se me ocurre.

Recordad de vez en cuando engrasar la cadena para que no sufra mucho y... poco más (así que llevaos el aceite!). Todo depende también de dónde estéis cicleando, si vais por rutas que pasan por pueblos pequeños, hay que pensar que la probabilidad de encontrar una tienda de bicicletas si hay algún imprevisto mayor es muy pequeña... Así que entonces deberíais llevaros más herramientas, o una cubierta de repuesto por si las moscas...

Vale, ya tengo la bici montada y la ruta elegida...
Pus entonces ya hemos acabado. Veréis lo que se siente cuando lleguéis a destino, después de un día de penurias, de subes y bajas, de calor, o frío o lluvia intensa. Y experimentaréis la sensación de alegría de volver a casa el último día, de ver a los tuyos, después de haber recorrido tu ruta planificada, de haber sido capaz de completarla. Hogar, dulce hogar.

Buen viaje, y a disfutarlo!

4 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Cuando he hablado de tu última entrada me refería a la anterior, está me parece muy útil para cuando me decida a hacer "algo grande" con la bici.

Ahora que los blogs personales estás pasados de moda, hay que pasarse a los briconsejos para sobrevivir :-).

DeAtH HaS cOMe #eCh!2004 dijo...

:)

A ver si es verdad que te animas a hacer algo grande con la bici! Ya sabes que puedes consultarme cualquier cosa, estaré encantado de aconsejarte... quien sabe, igual hasta me apunto a tu ruta :)

Javifields dijo...

muy interesante, sí señor...
(ojito con el lenguaje: "pero hay queda" -> "...ahí...", y lo mismo en "De hay surge")

DeAtH HaS cOMe #eCh!2004 dijo...

Ups! Gracias Javi, la verdad que debería de releer los posts antes de publicarlos :)